¿Es posible una reforma democrática?

Hoy en día declararse anti-demócrata se entiende como apoyar una dictadura fascista o comunista.

El sistema ha logrado que olvidemos tres puntos esenciales:

1- Que todas las democracias del mundo actual (y de los últimos 100 años) son plutocracias y marionetas del dinero.

2- Nunca hablan de la base filosófica de la democracia por voto igualitario y general.

3- Nunca se plantean si es posible mejorar el sistema de elección de cargos y representantes.

Demos un pequeño repaso a estos tres puntos, especialmente a los dos últimos, puesto que el primero es de una evidencia tal que no necesita mucho comentario.

1- Es pues evidente que lo que la gente llama democracias son los gobiernos actuales ‘democráticos’, absolutamente esclavos de la finanza y de la demagogia, de forma que cualquier ‘revolucionario’ debe plantearse si considera una buena base anti sistema apoyar precisamente ‘la base’ del actual sistema. No veo a Lenin exigiendo un ‘nuevo Zarismo’, ni a Danton una ‘nueva monarquía’ ni a Cristo pedir un ‘paganismo real’.

2- La democracia se presenta siempre como el menos malo de los sistemas, pero nunca como el sistema ‘razonable y lógico’. O sea, cuando se debate la base de la elección por voto igualitario general nunca de trata de demostrar que ese es el sistema lógico y correcto, sino que es el ‘menos malo’ de ellos, el ´único posible’ aunque sea absurdo.

Y es que al sistema no le gusta debatir que el voto de 100.000 personas no implica una verdad ni un acierto, se han olvidado de que la votación masiva anónima sobre partidos que solo se conocen por la propaganda, la TV y la prensa, no implica acierto alguno.

Son muchos los sabios que han denunciado el absurdo de seguir a mil ciegos por un peligroso camino, porque son más que uno que vea.

De forma que nunca se debate si hay medios mejores de selección de gobernarse.

3- Aun así, o sea, pese a que por principio lógico no parece muy correcto dejar SOLO en el número una elección y menos bajo sistemas de masas donde el que elige no sabe nada de los que se presentan si no es mediante los medios de propaganda dominados por el dinero, sin duda se podría mejorar este sistema absurdo del voto masivo para hacerlo algo menos idiota y plutocrático.

Podríamos plantear algunas medidas que, sin arreglar el tema de fondo, fueran en el camino de una mejora del sistema actual.

1- Todos los medios de propaganda de masas no podrían ser de propiedad privada en absoluto, en cuanto pasaran de una cierta cantidad de emisión, difusión, tirada, etc.

La participación en los medios de información debería ser múltiple, con participación popular, y no dirigida por el dinero.

2- El voto debería ser de valor variable: o sea nulo para todo delincuente o personas que hayan cometido actos incorrectos, y en cambio con valor de mucho más de un voto para personas que hayan efectuado actos positivos, heroicos, trabajadores que hayan demostrado años de honradez, etc…

3- Los políticos que se presenten a elecciones deberían pasar un examen ético de su vida personal, familia, negocios, etc  y además antes de presentarse deberían haber prestado servicios voluntarios al pueblo durante cierto tiempo, un tiempo de servicio comunitario.

Es curioso que para conducir haya un examen y en cambio para poder ser elegido no lo haya. O que un ciclista pase exámenes no esperados sobre uso de drogas, y sea eliminado de la profesión si es positivo, y no se haga algo similar con un político que se drogue.

4- Como decía Le Bon: “Se habrá realizado un gran progreso cuando los electores de los países democráticos elijan para representarlos, en vez de abogados u hombres de cultura libresca, a obreros, agricultores y comerciantes que conozcan las realidades de la vida”.

Hoy se pide a los partidos un cupo por sexo, pero no un cupo de obreros, campesinos y trabajadores honrados.

5- Sería muy positivo que la gente votara sobre personas de su entorno (barrio, pueblo, zona), y no sobre gente a la que ni conoce ni puede conocer. Y para colmo normalmente se vota a gente que ni siquiera vive en la zona en la que se presenta.

6- Es completamente absurdo votar a Partidos y no a personas, de forma que actualmente un elegido por un Partido NO tiene libertad de voto, en realidad ‘sobra’, bastaría que el Partido votara con el número de sus elegidos, sin necesidad física de ellos.

Además al sistema financiero le sería mucho más complicado sobornar y dominar a 300 elegidos independientes que a las 2 o 3 marionetas de los Partidos.

No es que con estas medidas se mejore del todo algo que en sí mismo es un error de lógica, pero realmente estos cambios serían muy positivos, quizás por ello algo sí es actualmente una utopía, es una Revolución, ya no es ‘democracia’, es algo contra el Sistema. Y por ello hemos de seguir llamando claramente Plutocracia a toda ‘democracia actual’.

R.B.

Comparte en...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email