De Libertadores y otras malas hierbas.

Como si de una máquina de hacer churros, así salen en Iberoamérica los llamados Libertadores. Libertadores traidores a su Patria España para hacer otra patria traicionada a su vez por otros Libertadores … y así sucesivamente a lo largo de un proceso de independencia de nuestras regiones de las Américas del sur liderado por el mayor de los traidores, Simón Bolívar. Se liberaron de España que las “oprimían” para que hoy, sigan necesitados, o más necesitados aún, de ser liderados de sus propios Libertadores. Una liberación tras otra que mantiene al pueblo oprimido y empobrecido bajo una casta de enriquecidos de la que nacen siempre los libertadores que nada liberan. De esa casta han nacido todos los libertadores americanos ya sean liberales, comunistas, pseudo patriotas, socialdemócratas o lo que sean, pero siempre, sin excepción, oliendo a la Masonería. Siempre los francmasones detrás de todos los movimientos de poder apoyando a los libertadores de los libertadores que no liberaron y hundieron más a los pueblos de aquella región. Jamás en la Historia de Mundo a tal caterva de traidores se les ha rendido el tan alto tributo de denominarles Libertadores. Y tanta liberaciones han tenido que los descendientes de todo tipo de tribus indígenas se hayan venido a la metrópoli explotadora para sobrevivir.
Pues el proceso libertador no ha terminado. Hace unas semanas esas tierras han parido otro libertador más, por si hubiera pocos, Juan Guaidó, que reivindicando al traidor Bolivar, viene a libertar al pueblo venezolano del libertador Maduro que heredó título del otro libertador Chávez. Otro libertador construido en las logias que viene a hundir más aún al país rico en petróleo, en chicas guapas y en balas disparadas.
-¡Que rico llevó hoy el libertado, guapa!; que gritaría la pescadera del mercado de mi barrio.

secc:Ni una pared sin pintar ni un poema sin metralla

Comparte en...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email