El consumismo mata.

En un mundo de esclavos, elegimos luchar por la libertad. En este viaje que iniciamos hace años, OHKA apuesta por la R E V O L U C I Ó N    T O T A L. Pero no podemos comenzar la revuelta, si no somos libres y el consumismo mata nuestra libertad, nuestro espíritu , nuestra voluntad. El mayor enemigo del revolucionario es el enemigo interior que todos tenemos dentro y es nuestro deber localizarlo y matarlo. El Consumismo y el Materialismo alimenta y hace más fuerte a ese enemigo interior con el que estamos librando nuestra gran batalla.
El consumismo mata. Y tanto. Esa herramienta del Mundialismo para eliminar cualquier tipo de resistencia es hoy día más fuerte que nunca. ¿Acaso poseer la continua necesidad de comprar no es lanzar nuestro espíritu al abismo? Por no hablar del daño que hace a la gente que te rodea, a los familiares, a las culturas, al medio natural, a los animales, etc. El desarraigo de las cosas verdaderamente importantes como  la familia, se fortalece al ritmo que no existe en tu mente otra preocupación que comprar el último modelo del dispositivo de moda. El consumismo es un anestesiante, el soma que proporciona una felicidad momentánea, para dar paso a un nuevo período de vacío y desgracia.
Desde OHKA lanzamos esta campaña un primero de Mayo, con el objetivo de hacer visible y poner en el punto de mira al enemigo del Pueblo, de nuestra identidad y de la libertad.

¡El consumismo te consume!

Comparte en...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email