En Valladolid contra el patrimonio castellano.

Primero fue el derribo del monumento a Onésimo Redondo. Ahora le toca el turno al de Colón, obra de 1906 de Antonio Susillo, que según el catedrático Carlos Reyero, el mayor especialista en escultura pública en España, es «uno de los más aparatosos, por la complejidad narrativa y simbólica, de cuantos se concibieron en torno […]

Comparte en...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email