El liberalismo no puede vencer. Breve aproximación a una ideología letal para el ser humano.

Pongámonos en contexto histórico. Finales del S.XVIII, año 1789 para más señas, en Francia surge una revolución que cambiará el devenir de Occidente. La guillotina separaba la luz de las tinieblas bajo el lema liberté, égalité, fraternité. Revolución nacida para destronar al Antiguo régimen, un poder centralizado secularmente, sufragiado popularmente a masas de analfabetos. La clase baja […]

Comparte en...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email